• Viridiana Zárate

Home office: una realidad que llegó para quedarse

Actualizado: may 17

El home office, también conocido como trabajo remoto, ha sido una gran alternativa laboral para muchas empresas y empleados durante la transformación digital que hemos tenido a lo largo del último año. Este modelo consiste en trabajar desde casa o un sitio diferente a la oficina, como un café o un espacio de coworking.


A raíz de la pandemia por Covid-19, el trabajo a distancia creció rápidamente, pues muchas empresas se vieron obligadas a digitalizarse, evolucionar y adaptarse a este nuevo modelo de trabajo. Incluso, las organizaciones han detectado que brindar espacios y horarios flexibles a sus colaboradores trae resultados positivos en ambas partes, así como ahorros económicos.


El gobierno de México decidió implementar a principios de este año reformas sobre el teletrabajo a la Ley Federal del Trabajo, en donde se busca regular y establecer obligaciones de patrones y trabajadores para esta modalidad a distancia; entre lo que destaca es el derecho a la desconexión, la capacitación constante y el pago de servicios como internet y luz.


Las empresas y organizaciones han tenido que recurrir a la comunicación digital durante estos tiempos de coronavirus, así como fortalecer sus habilidades en el uso de tecnologías digitales. Una actualización digital profesional y constante se ha vuelto necesaria y muy beneficiosa para todos los equipos de trabajo. Sin embargo, es importante tener en cuenta el bienestar de cada colaborador al momento de trabajar vía online, pues puede existir una sobrecarga digital y esto se verá reflejado en su productividad y su salud.


Es importante tener en cuenta que estamos viviendo en una época de cambios constantes y cada persona lo vive de manera distinta. Un punto clave para el teletrabajo es la empatía y responsabilidad de ambas partes; son tiempos desafiantes y nuestro bienestar debe considerarse más que nunca, por ello te dejamos algunos consejos que te pueden ser útiles para facilitar un home office sano que te permita cumplir tus metas:

  1. Asegúrate de contar con una planificación de actividades: establece horarios de trabajo y respétalos.

  2. Define vías de comunicación y conexión exclusivas para el trabajo: puedes buscar plataformas alternas en lugar de utilizar redes sociales. Por ejemplo, Slack es una herramienta de mensajería basada en canales y especializada en comunicación para equipos.

  3. Cuida tus herramientas de trabajo y dales mantenimiento: procurar ordenar tu espacio evitará distracciones y mejorará el ritmo de trabajo.

  4. No te satures de juntas: las reuniones virtuales pueden ser complicadas para el cerebro ya que estas interacciones tienden a ser más agotadoras que las conversaciones offline.

  5. Cuida tu bienestar: crear buenos hábitos mientras trabajas en casa, mejora el rendimiento y evita tener problemas de salud tanto mentales como físicos. Puedes empezar por cuidar tu postura a la hora de sentarte frente a la computadora y no trabajar en pijama por salud mental. Además, recuerda mantener una vida activa y complementar con ejercicio. A continuación te dejamos algunas recomendaciones de autocuidado que nos proporciona @benefitlabmx.


En Lilt buscamos que sigas creciendo como empresa o colaborador de manera profesional. Alcanza tus objetivos, ¡contacta a Lilt!

Entradas Recientes

Ver todo